miércoles, 19 de marzo de 2014

"LA PRUEBA MÁS GRANDE DE AMOR"



La vida de gracia que Dios nos concede a través de los SACRAMENTOS la perdemos a causa del pecado, es entonces cuando esta vida de gracia se debilita. La prueba más grande del AMOR que Dios nos tiene es que envió a su Hijo Jesucristo no para condenarnos, sino para salvarnos,(Jn. 3,16-17)
 Como hijos de Dios, lo que nos debería mover es el AMOR, ya que todo el que ama ha nacido de Dios.

Precisamente al pecar, rechazamos el AMOR gratuito e incondicional que Dios tiene para cada uno de nosotros.
No importa de qué o donde nos hemos ensuciado, Dios siempre nos limpia y nos cubrirá de besos cuando decidamos volver a Él.



"A un corazón contrito y humillado, tú nunca lo desprecias"

No hay comentarios.:

Publicar un comentario